5 jul. 2010

Apoyemos una industria automotriz sustentable

Se considera al automóvil como un ícono de la tecnología occidental del siglo XX, con beneficios enormes para la comunicación individual. La infraestructura urbana y la conexión entre las ciudades se han construido para facilitar su desplazamiento. Sin embargo, se han tenido problemas serios en las sociedades con relación a su impacto ambiental y a su impacto económico, tanto por el uso del propio automóvil como por la industria que le abastece combustible. Si pensamos en un desarrollo sustentable debemos decidir qué tipo de transporte nos conviene en el futuro y sólo apoyar a la industria automotriz que nos permita alcanzarlo.
Los problemas que afectan la calidad de vida por el uso del automóvil incrementan para aquellas zonas urbanas con montañas, cañadas o ríos. A nivel mundial, se realizan esfuerzos enormes para incrementar el rendimiento de combustible, disminuir su impacto en el aire, reducir la contaminación por ruido, mejorar el transporte colectivo, adecuar las vialidades a un mayor tráfico y finalmente sustituir a los automóviles que consumen gasolina por híbridos con etanol, gas líquido, gas natural, electricidad o por aquellos que sean totalmente eléctricos.
En México, según la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz y la Secretaría de Economía, la producción de vehículos ligeros, autos y camionetas, ha oscilado ligeramente con una tendencia a la alta, en miles de unidades: mil 93 en 1994, mil 890 en 2000, mil 497 en 2004, dos mil 22 en 2007 y mil 507 en 2009. Por otra parte, las ventas internas fueron, en miles de unidades, de mil 140 en 2006, mil 100 en 2007 y 755 en 2009. Es impresionante el efecto de la dura crisis económica del año pasado, al reducir en 25% las ventas. El parque vehicular en México ha estado siempre en aumento, en miles de unidades: 11 mil 532 en 1994 y 21 mil 419 en 2005, de los cuales eran automóviles siete mil 772 en 1994 y 14 mil 136 en 2005. El automóvil promedio de gasolina en México tiene un rendimiento de 4 a 14 kilómetros por litro para una capacidad del motor de 6 a 1.5 litros.
Por otro lado, la industria de autopartes en México es muy importante ya que ocupa el décimo primer lugar a nivel mundial por su volumen de ventas que fue de, en miles de millones de dólares: 11.1 en 1995, 21.6 en 2000 y 28.7 en 2007. Además, exporta el 80 por ciento de su producción, es el proveedor número uno de Estados Unidos y genera un millón de empleos.
El Balance Nacional de Energía 2008, último publicado por la Secretaría de Energía, establece que el sector transporte consumió el 50.4 por ciento del consumo energético total. México fue altamente dependiente de las importaciones de gasolinas y naftas y gas seco, ya que en conjunto aportaron cerca del 70.0 por ciento de las importaciones totales de energía secundaria. Las de gasolinas y naftas representaron el 41.5 por ciento. La gasolina que se importó provino de una amplia gama de países. Estados Unidos fue la fuente principal, seguido por Holanda, Italia, Francia, España y Corea. Los autos fabricados con una nueva tecnología, desde hace cinco años, no pueden consumir la gasolina producida en el país. Así, las importaciones crecerán cada año mientras no tengamos una nueva refinería de clase mundial.
Por otro lado, la industria automotriz, que incluye el ensamble y armado de vehículos, fundición y vaciado para la producción de motores, partes y piezas para vehículos de transporte, entre 2007 y 2008, incrementó su consumo de energéticos 4.8 por ciento y su participación en el consumo energético del sector industrial fue de solo 0.8 por ciento. La electricidad cubrió 68.5 por ciento de la energía utilizada, el gas seco 21.8 por ciento, el diesel 5.8 por ciento y el gas licuado de petróleo 3.9 por ciento.
A nivel internacional, varios países ya se han planteado metas específicas para la eficiencia de sus automóviles promedio operados con gasolina; por ejemplo para 2012, en kilómetros por litro, 12 en Estados Unidos, 14 en California, 19 en Japón y 21 en la Unión Europea. Y sus emisiones esperadas serían, en gramos de bióxido de carbono equivalente por kilómetro, de 210 en Estados Unidos, 195 en California y 135 en Japón y la Unión Europea.
El Centro Mario Molina ha presentado una propuesta específica denominada Veinte en Quince con el objetivo de aumentar el actual rendimiento ponderado de la flota vehicular nueva en México de 11.78 a 20 kilómetros por litro para el año 2015, la cual implica reducir la emisión de bióxido de carbono de cerca de 200 a 130 gramos por kilómetro en el mismo año. La aplicación de esta propuesta reduciría el consumo de gasolina en un 27 por ciento y, al mismo tiempo, se tendría una disminución de emisiones de 24 por ciento.
¿Qué acciones toma el gobierno para mejorar nuestros vehículos que consumen gasolina? Y, además, ¿qué acciones toma para utilizar vehículos con motores híbridos o eléctricos? ¿E impulsar el transporte colectivo? El camino que llevamos sólo incrementará la importación de gasolinas y la contaminación ambiental.

No hay comentarios: