4 may. 2015

Fukushima, a cuatro años.


publicado en La Jornada Morelos el 4 de mayo de 2015. 
Shinzo Abe, primer ministro japonés, declaró el 30 de enero de 2015: “Hay un montón de problemas, entre ellos el agua contaminada, el desmantelamiento, las indemnizaciones y la contaminación... Cuando pienso en las víctimas que aún viven en difíciles condiciones de evacuación, no creo que podamos utilizar la palabra "solucionado” para describir la situación de la central de Fukushima". Las amenazas de Fukushima persistirán durante décadas. Mucho después de que el actual Gobierno y los ejecutivos de las empresas eléctricas japonesas queden en el olvido, futuras generaciones de trabajadores seguirán entrando diariamente en las instalaciones de la central de Fukushima para intentar reducir las amenazas que acechan al pueblo y al ambiente japonés.
Shaun Burnie, de Greenpeace Alemania, escribió “La crisis nuclear de Fukushima Daiichi. Cuarto año. Informe sobre la situación actual. Febrero 2015” (www.greenpeace.es, consultada 20150502). Reporta que a cuatro años, del desastre del 11 de marzo de 2011, en la central nuclear de Fukushima Daiichi, el enorme peligro nuclear continúa.
El informe recuerda que el accidente nuclear en Fukushima Daiichi de escala 7, según la escala internacional de sucesos nucleares, de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) supuso la fusión de tres reactores de agua en ebullición modelo Mark 1 diseñados por General Electric y provocaron un desastre nuclear sin precedentes en la historia de la energía nuclear. Tokyo Electric Power Company (TEPCO), compañía propietaria de la central, y otras empresas subcontratadas, han empleado decenas de miles de trabajadores en los últimos cuatro años para intentar en lo posible controlar la situación, reducir el riesgo de futuros accidentes y disminuir las emisiones radiactivas al medio ambiente, incluyendo al Océano Pacífico. A pesar del enorme esfuerzo realizado por estos trabajadores, se siguen liberando importantes cantidades de contaminación y la probabilidad de nuevos accidentes sigue siendo alta. La magnitud de los retos, incluso los no conocidos, significa que este trabajo continuará en las próximas décadas. Mientras el pueblo de Japón recuerda y rinde homenaje a las víctimas del terremoto de Tohoku, una cosa es cierta entre todas las incógnitas que rodean al desastre nuclear de Fukushima Daiichi: desgraciadamente, en los próximos años se seguirá conmemorando el aniversario mientras la crisis en el emplazamiento de Fukushima continúa poniendo en peligro el medio ambiente y al pueblo japonés.
Los múltiples problemas a los que se enfrenta TEPCO en relación a la gestión del agua contaminada no tienen precedentes, asevera el informe. TEPCO lleva casi cuatro años, desde el inicio del accidente en Fukushima Daiichi, bombeando diariamente cientos de toneladas de agua en la central para enfriar los reactores de combustible fundidos de las unidades 1, 2 y 3. Sin esta agua de refrigeración subiría la temperatura del combustible fundido produciéndose nuevamente reacciones nucleares en cadena. Ni siquiera TEPCO conoce la localización exacta de los núcleos fundidos; se cree que en gran parte se derritieron a través de las vasijas de presión de acero que contienen el núcleo pasando a la parte inferior de la contención del reactor nuclear. El agua refrigerante con boro para la absorción de neutrones, se bombea y se pulveriza en las vasijas principales. A continuación, se fuga a la contención secundaria a través de los agujeros y grietas en la parte inferior de las vasijas del reactor, a los sótanos de los edificios de los reactores y a los edificios de turbinas anexos. Durante muchos años será necesario que continúe la operación para refrigerar el combustible fundido.
La mayor parte del agua radiactiva que se almacena en aproximadamente mil tanques de acero instalados en la central desde 2011 procede de este agua refrigerante, indica el informe. En diciembre de 2014, un total de 320,000 toneladas de esta agua altamente contaminada se almacenan en los tanques. TEPCO emplea varias tecnologías para eliminar hasta 62 radionucleidos de esta agua, sin incluir el isótopo de tritio radiactivo. En los últimos años se han producido varios retrasos y averías técnicas. Sin embargo, TEPCO mejoró su programa y durante un mes, hasta el 17 de diciembre de 2014, el volumen de agua altamente contaminada se redujo en 20.000 toneladas.
Los datos oficiales cifran en 800 toneladas el volumen de agua diaria que se vierte en la central, de las cuales TEPCO estima que se contaminan entre 300 y 400 toneladas, según el informe. TEPCO declaró que la contaminación de las aguas subterráneas que pasan por las instalaciones de la central nuclear de Fukushima se debe a que la contaminación de la superficie penetra en el suelo y alcanza el agua subterránea. TEPCO proyecta reducir el volumen de aguas subterráneas que pasan por el emplazamiento construyendo lo que se conoce como un muro de hielo. Éste tendrá una circunferencia de 1.5 km alrededor de Fukushima Daiichi. La tecnología que se utilizará implica perforar agujeros e insertar 1,571 tubos de acero a 30 metros de profundidad para luego enfriarlos a 30 grados centígrados bajo cero. TEPCO pretende que esta técnica sirva para congelar gradualmente el suelo hasta crear lo que, esperan, sea un muro de hielo que reduzca a un tercio el volumen actual de aguas subterráneas que pasan por el emplazamiento y las fugas de agua contaminada de la central.
El desmantelamiento de los reactores, incluyendo el acceso a los núcleos fundidos, depende del control de la crisis del agua en la central, plantea el informe. El plan actual de TEPCO para extraer 450 toneladas de combustible fundido/dañado se basa en inundar la contención y el pozo húmedo de forma toroidal, a fin de reducir el nivel de radiación al que se verán expuestos los trabajadores. Las consideraciones respecto a la efectividad y seguridad de este plan son considerables. Sin embargo, debido a la magnitud del daño sufrido por los edificios de los reactores, a los altos niveles de radiactividad y a los plazos poco realistas para extraer el combustible y los escombros, es difícil predecir con el calendario actual cuándo estará listo TEPCO para llevar a cabo una inspección minuciosa y empezar con la extracción de combustible fundido.
Hay distintas valoraciones sobre el costo del accidente de Fukushima, según el informe. El Japan Centre for Economic Research estimó que el costo total del desastre, incluyendo compensaciones y el desmantelamiento de los seis reactores de la central de Fukushima Daiichi, ascenderá a entre 520 y 650,000 millones de dólares.
En Morelos y en México, debemos tener siempre presente la lección principal a extraer del accidente de Fukushima Daiichi: nunca jamás permitir que la obtención de electricidad usando energía nuclear amenace la propia existencia de la nación.

12 comentarios:

Gabriela RuizR dijo...

La producción de energía eléctrica es hoy, una necesidad primordial para la sociedad, y uno de nuestros objetivos en nuestra formación como ingenieros es buscar, implementar, desarrollar y promover alternativas energéticas que puedan abastecer al país de forma sustentable y eficiente, una de las formas de obtención de la energía eléctrica es la energía nuclear, sin embargo, en mi opinión, ha causado grandes catástrofes, y por demás está decir todo lo que se ve afectado cuando ocurre un accidente nuclear.

Como lo dice el autor, a causa de esto lo mas importante, (más allá de gastar millones en indeminzaciones, que se pueden evitar) se debe evaluar, si es la mejor forma de satisfacer nuestras necesidades energéticas, ya que está de por medio la seguridad mundial. Países como Alemania y Holanda ya están desmantelando sus plantas nucleares y son pioneros en energía solar y eólica.

A nivel científico, los avances y logros en energía núclear son muy buenos, pero no siempre un gran avance tecnológico implica un logro social.

Diana Erendira Lara Llanderal dijo...

Los daños provocados por los accidentes nucleares, son conocidos debido a que impactan a lo largo de años, afectando a generaciones enteras, así como también afectan al ámbito económico y social, puesto que privan el fácil acceso a los servicios básicos e inclusive a la zona en donde fue originado el accidente
Hace cuatro años Fukushima fue escenario de un grave accidente nuclear que fue provocado por una serie de explosiones originados por los reactores, los cuales se encontraban entre los edifi cios de la central nuclear. Dicho evento tuvo repercusiones colaterales en los habitantes de la zona, puesto que existen registros de personas que fueron afectados por la contaminación radiactiva y otros más que fallecieron.
A pesar del tiempo que ha transcurrido a partir del incidente, se siguen generando costos para disminuir los daños provocados, como por ejemplo el bombeo de miles de litros de agua que son utilizados para enfriar los reactores, tales litros son pulverizados después de que se refrigeran, lo que se traduce con un desperdicio de agua, la cual resulta vital para la vida del ser humano.
Es importante recalcar que se debe de tener importancia acerca de una cultura preventiva, además de un fondo de ahorros para utilizarse en casos como este, puesto que si existe un accidente industrial, los principales afectados son los habitantes que viven en ciudades cercanas. De tal manera que para lograr un desarrollo económico a nivel industrial, es necesario tomar las medidas preventivas adecuadas para ello.

Matias de Riquer dijo...

Sin duda alguna la engreí nuclear es tan peligrosa como necesaria, enfatizo el termino necesaria porque a pesar de que existen otros metros de obtención de electricidad, la energía nuclear nos proporciona en un espacio reducido una gran cantidad de energía, tomando en cuenta que muchos países no soy ni de la mitad del tamaño de Mexico no es sorpendente que se basen en esta tecnología. Por otra parte, el consumo energético actual de los países de primer mundo es casi proporcional a su desarrollo, es decir, que se necesita generar varias veces mas energía que en otros países, de tercer mundo por ejemplo.
Sin duda la principal de las desventajas de una central nuclear es el colapso de ella misma, son pocas las veces que hemos experimentado situaciones de este tipo en la historia, pero las veces que se a presentado se dejan huellas de dolor profundas en la población y en las décadas siguientes al suceso.
Por la parte del gasto de agua me parecen cifras exorbitantes las que se contaminan desde la catástrofe hasta ahora y las que seguirán haciendo hasta que sus planes de contingencia actúen eficazmente.
Finalmente concuerdo con la opinión de pensar dos veces las consecuencias que una planta nuclear traería a nuestro país.

Ivan Mascorro Gutierrez dijo...


Desde hace mucho tiempo se ha querido vender la idea de que la energía nuclear tiene muchas virtudes frente a otras fuentes de energía, debido a la potencia de generación eléctrica, no emite CO2 de manera directa y a los costes energéticos en general. Sin embargo no se puede considerar como un medio seguro ni sustentable por el hecho de que aún no se tiene un confinamiento adecuado a los residuos arrojados por las centrales, se utilizan grandes cantidades de agua para sus procedimientos, alterando sus propiedades físicas y químicas, y sobre todo siempre existe un alto riesgo de accidentes nucleares.
Las experiencias de desastres nucleares han demostrado tener graves implicaciones económicas, sociales y ambientales. Ejemplos como el desastre de Chernobyl y Fukushima han destacado que por más que se hacen intentos por contener los efectos del magma radioactivo no se puede solucionar del todo el problema y esto ha derivado grandes inversiones con pocos resultados. El medio ambiente, a un radio considerable de la central destruida, permanece con altos índices de radiación alterando los ecosistemas considerándose, por mucho tiempo, zonas de alto riesgo. Los individuos, expuestos a altos niveles de radiación, han presentado diversos efectos relacionados con el cáncer, además de malformaciones genéticas y enfermedades que se transmiten por generaciones.
Si todos los costos originados por los accidentes nucleares se hubieran direccionado hacia las energías limpias hoy se tendrían importantes cifras en cuanto a generación de energía por fuentes renovables. Estos acontecimientos deberían servir como reflexión acerca de la viabilidad en la inversión de sistemas renovables en vez de seguir construyendo centrales nucleares.

Daniela Pardo Rea dijo...

Por más controladas que estén las centrales de energía nuclear nunca estarán exentas de los accidentes ocasionados por los desastres naturales.
Hemos visto a lo largo de la historia que el uso de la energía nuclear puede ser funcional siempre y cuando se prevengan todos los riesgos, pero los desastres naturales no se pueden controlar.
Más allá del costo monetario que tiene que una central nuclear sufra un accidente como el de Fukushima, está el costo ambiental y el de la salud que nos concierne a todos.
La estrategia que tiene la TEPCO puede que reduzca el nivel de contaminación del agua subterránea, pero aún así el problema no quedará cien porciento resuelto, ya no hay vuelta atrás. Además para poder realizar el muro de hielo se necesita mucha energía que también dejará una huella de carbono.
Lo que podemos hacer hoy es evaluar si en verdad nos conviene seguir usando energía nuclear.

Daniel B. C. Cortés dijo...

Creo que el haber sufrido este tipo de catastrofes, lamentablemente antropogénico-seminatural a veces, deja más que una lección de vida, más si se ha sobrevivido. La lección que ha de dejar es sin dudablemente repudiar la generación eléctrica por fisión nuclear.
Generaciónes se ven afectadas por dichas tragedias y su repudio colectivo hará que post generaciones desconsideren a la energía por fisión nuclear como una alternativa energética, principalmente para países de 1er mundo y de extensión territorial pequeña.
Desafortunadamente habrá que fijarse en el marco económico de una nación por el cual accede a implementar plantas de fisión nuclear. Simplemente es compatible con su economía exponencial, sin embargo no es compatible como en la mayoría de los casos con la seguridad e integridad social.
Es por eso que el emprederismo tecnológico-social es vital para escoger una estructura energetica favorable. Nos hallamos en una era en la cual las tecnología underground de generación eléctrica garantizan un desarrollo sustentable en cualquier sociedad-nación. Se necesita explotar ese tipo de opciones equisociales para evitar que generaciones se encuentren en riesgo y como consecuencia que post generaciones a ellas valoren este tipo de estrucutra para seguir implementandola.
Creo que en méxico las instituticones que se preocupan por el desarrollo sustentable están haciendo un mayor esfuerzo para decrecer las posibilidades de implementar tecnologías de fisión nuclear. A pesar de que existe una planta "Laguna Verde", en vez de extender está tecnología porque ya está semisimentada. Habrpa que virar por otras opciones y oblogar a las instituticones para que encaren al sectro guvernamental y se tomen las desciones correctas.
afortunadamente con la situación que se vive en el país. Es creo más preocupante la impunidad y violencía que se vive actualmente. Es un mayor riesgo, que igual atenta con la integridad social.

Tadeus Gallosa dijo...

Colocar una planta nuclear requiere de observación permanente y mucho control. Desafortunadamente, los errores siempre están presentes en cualquier actividad humana. El accidente en la planta nuclear de Fukushima hace saber que la raza humana no tiene el control de todo y que debe estar precavido en todo momento. Frecuentemente, fallas o errores en planeaciones de proyectos majestuosos, traen consigo un detrimento al medio ambiente. Gobiernos y particulares de cada nación hacen frente a estos problemas de carácter mundial. El propósito principal es evitar daños y mantener el medio que rodea a las comunidades en buenas condiciones. Evitar retrasos y mejorar programas de mantenimiento en la planta de Fukushima y en otras alrededor del mundo, es importante para prevenir accidentes catastróficos. Una economía fuerte permitirá implementar tecnología de vanguardia en proyectos de pequeña y gran escala. No se deben tomar decisiones que pongan en riesgo la integridad de las personas. Encontrar alternativas que busquen ser los pilares de las nuevas industrias respetuosas con el medio ambiente y de carácter universal debe ser nuestro enfoque.

David Israel Ramírez Colín dijo...

Si hay algo que recalcar en materia de energía nuclear es la garantía de las personas a no correr riesgos en caso de un accidente, la seguridad de los seres vivos y el medio ambiente es prioridad.
La responsabilidad de los organismos que planean, construyen y operan plantas nucleares es enorme. Uno de los factores que provocaron el incidente en Fukushima fue que los muros de contención construidos tenían una capacidad pequeña para prevenir daños provocados por un tsunami, incluso cuando era sabido que en esa región de Japón la altura a la que podían llegar era mucho mayor.
No existe la necesidad que ocurran incidentes como este para tener plena consciencia de las acciones que deben tomarse antes de dar por hecho la instauración de plantas nucleares o cualquier tipo de instalación que pueda causar efectos adversos de tal magnitud. Las consecuencias no afectan simplemente a los habitantes cercanos, sino que el daño se esparce e incluso llega a generaciones futuras.
Es necesario planear correctamente la generación y el suministro energético, la energía proveniente de fuentes renovables es una posibilidad para asegurar la sustentabilidad en el todos los ámbitos que abarca ésta.

Abdiel Enrique Baños Carreño dijo...

El abastecimiento de energía eléctrica por medio de reacciones nucleares es importante a nivel mundial. El numero de plantas en operación crece de acuerdo a la demanda. Al momento de planear la instalación de alguna de estas plantas nucleoeléctricas es necesario pensar en la posibilidad de algún desastre como el de Japón.
La energía nuclear debe ser desplazada de las fuentes principales y dejar de ser considerada "limpia" por que no lo es.
Aunque es una fuente constante y "segura" representa una amenaza para la vida.
Las energías renovables deben ser cada vez mas presentes e ir desplazando a la energía nuclear.

Emmanuel Escamilla González dijo...

En marzo de 2011, Japón enfrento uno de los mas grandes tsunamis de su historia moderna, el cual arrasó con una parte del noreste del país y causo la catastrofe nuclear de Fukushima Daichi. Una catastrofe que sigue en curso: TEPCO, el operador de la central, debe enviar agua sobre los corazones fusionados de los reactores y sobre los desechos con el fin de no evitar posibles reacciones en cadena.
Una de las consecuencias mas alarmantes es la salud de los aledaños, por ejemplo el aumento significativo de personas con cáncer de tiroides, o la alta aparición de nódulos linfáticos y quistes sobre la tiroides.
Es claro que la demanda de energía nunca disminuirá, por el contrario aumentará, así que al momento de satisfacer está demanda debemos de actuar con astucia. Siempre tomando en cuenta que nuestro principal objetivo es el bienestar común.

Sadoc Abisai García Hernández dijo...

LA ENERGIA NUCLEAR ES UNA FUENTE DE GENERACION DE ENERCIA ELECTRICA DEMANDADA CADA VEZ MAS EN ESTOS DIAS DEBIDO A QUE ES MUY EFICIENTE. SIN EMBARGO, LOS TIEMPOS DE CONSTRUCCION Y VALOR MONETARIO OTORGADOS PARA UNA PLANTA DE PRODUCCION DE ESTE TIPO SON MUY ELEVADOS. NO PRODUCE GASES DE INVERNADERO Y TAMPOCO TIENE ALGUN IMPACTO DIRECTO SOBRE EL AMBIENTE; HASTA QUE, POR ALGUNA CIRCUNSTANCIA NATURAL O ERROR HUMANO ALGO FALLA, ES ENTONCES DONDE LOS EFECTOS DE RADIACION Y TODOS LOS DESECHOS PRODUCIDOS POR EL REACTOR CREAN UN BRECHA INMINENTE AL DESASTRE. ES NUY RIEGOSO Y ES NECESARIO DETENER ESTA PRACTICA, PERO QUE HACER CON LE DEMANADA ENERGETICA CRECIENE? ENERGIAS RENOVALES SON LA SOLUCION PARA UN MEXICO CON UNA DEMANADA ENERGETICA EN AUMENTO.

José Francisco D'Acosta Lafón dijo...

Sin duda ha sido uno de los accidentes mas terribles relacionado con la energía nuclear, nos recuerda porque tanta gente esta en contra de ella, a pesar de ser una energía muy poderosa y ser limpia, tiene estos riesgos que no son pocos. Por no tener estándares más altos de calidad y no prever bien lo que ocurriría y como se debe de actuar, es la razón de que esto siga siendo una problemática enorme. De igual manera, la mayor problemática actual es la contaminación constante de agua y su filtración al océano. Si se hubiera hecho un buen análisis ambiental de lo que podría ocurrir dada su posición geográfica por la elevación y su contacto con el mar, posiblemente no habría sido aceptada su construcción. Si fuera el caso de México y hubiera un desastre parecido, nos faltaría todos los recursos económicos y tecnológicos para resolver esto, sin duda México no debe ser un país nuclear