14 sept. 2015

Ley de Ingresos Federal

publicado en La Jornada Morelos el 14 de septiembre de 2015.
El presupuesto público de una nación es la estimación de los ingresos y de los egresos del Estado durante un periodo anual. Es un documento complejo que ofrece, junto a las cifras consolidadas de toda la actividad del sector público, una relación detallada de los ingresos y egresos de cada una de las grandes dependencias del Estado y refleja bastante acabadamente las líneas generales de la política que sigue cada administración, al mostrar la importancia que se otorga a las mismas y a las orientaciones y metas establecidas. También, queda plasmada la política de inversiones del sector público y los requerimientos que provienen del pago de las deudas previamente contraídas por el Estado. La aprobación del presupuesto fiscal de cada año por el Congreso se convierte en un acto esencialmente político, que reflejará el mayor o menor grado de confianza que las diversas fuerzas de un país otorguen al poder ejecutivo. Finalmente, es necesario considerar que los presupuestos públicos están concebidos esencialmente para impedir la realización de gastos sin autorización.
 (Ver por ejemplo, http://www.eumed.net/cursecon/dic/P9.htm. Visitada en 20150912).
            Algunas características fundamentales de este tipo de presupuesto son (http://www.personales.ulpgc.es/jbrito.daea/7.%20PresupuestosPublicos.PDF. Visitada en 20150911): previsión normativa que ha de ser aprobada por el Congreso y es obligatoria para el Gobierno; se expresa en lenguaje o forma contable, lo cual significa la adopción de determinadas estructuras de clasificación de los ingresos y gastos y, sobre todo, que el presupuesto ha de presentarse siempre equilibrado entre ingresos y gastos, incluyendo el endeudamiento financiero; estimación anticipada de lo que deben ser los ingresos y los gastos en un ejercicio, de ahí la importancia de las técnicas y de las hipótesis de previsión sobre las que se desarrolla; y concreción del plan económico del grupo político en el poder para un período determinado. Cabe destacar que en los recursos incluidos en los estados de ingresos no debe existir ningún señalamiento sobre los programas de gasto.
            Toda propuesta de presupuesto debe estar sustentada en los criterios generales de política económica del Gobierno en turno y que señalan en definitiva su visión de la situación económica, mundial y nacional. Para el 2016, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) señaló, entre otros
(http://www.ppef.hacienda.gob.mx/work/models/PPEF/2016/docs/paquete/CGPE_2016.pdf. Visitada en 20150911): entorno económico externo complejo y volátil, si bien algunas economías avanzadas muestran signos de recuperación, el crecimiento global se ha revisado a la baja y prevalecen riesgos asociados a la expectativa de incremento de tasas de interés en Estados Unidos; a bajos precios de las materias primas, particularmente del petróleo; a una desaceleración del ritmo de crecimiento en China; a la sostenibilidad de la deuda griega, y a la debilidad de algunas economías emergentes como Brasil y Rusia.
Asimismo, la SHCP identificó tres retos importantes: “contener el crecimiento de la deuda y poner el saldo de la misma en una trayectoria decreciente en relación con el PIB, mediante la reducción del déficit que se ha registrado desde la crisis financiera de 2009; entorno de precios del petróleo bajos y que se mantienen deprimidos en combinación con una plataforma de producción de petróleo en México históricamente baja (2,247 miles de barriles diarios, promedio proyectado para 2016), y un panorama complejo y volátil en los mercados financieros internacionales”.
La política de ingresos establecida por la SHCP, se basa en el Acuerdo de Certidumbre Tributaria, suscrito por el Ejecutivo Federal en febrero de 2014, en el que “se compromete a no proponer la creación de nuevos impuestos, incrementos de las tasas de los impuestos existentes, o cualquier otra modificación que resulte en incrementos de la carga tributaria de los contribuyentes”.  Por lo tanto, el incremento en los ingresos federales estará sustentado en medidas específicas, por ejemplo: para promover el ahorro, retención del ISR por intereses pagados por integrantes del sistema financiero, deducciones personales en materia de ahorro y programa de repatriación de recursos mantenidos en el extranjero; para promover la inversión, deducción inmediata de inversiones a empresas de menor escala y en sectores estratégicos, y estímulo a la reinversión de utilidades; y para promover la formalidad, estableciendo la realización periódica de un sorteo fiscal, posibilitar la expansión del crédito a PYMES utilizando información fiscal para construir precalificaciones crediticias, y adoptar medidas para fortalecer al Régimen de Incorporación Fiscal; así como, facilitando la inversión en proyectos de generación de electricidad; adoptando una regulación complementaria para facilitar el desarrollo de proyectos de generación de energías renovables; eliminando la restricción que excluía al sector minero del estímulo del IEPS de diésel, dando el mismo tratamiento que a todas las demás actividades industriales, y realizando ajustes a la definición de pequeños productores del sector primario para garantizar que reciban la exención de ISR existente en la ley.
            Finalmente, la “Iniciativa de Ley de Ingresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal 2016” presentada por el Ejecutivo Federal al Congreso de la Unión, establece que la Federación percibirá los ingresos provenientes sólo de los conceptos y en las cantidades estimadas que enumeran (http://www.ppef.hacienda.gob.mx/work/models/PPEF/2016/docs/paquete/LIF_2016.pdf. Visitada en 20150911).  A continuación presentamos los conceptos de mayor relevancia cuantitativa, con los montos expresado en miles de millones de pesos: Ingresos totaltes, 4,746; por impuestos sobre la renta, 1,251; por impuestos sobre la producción, el consumo y las transaccioines, 1,110 (que incluyen impuestos al valor agregado, gasolinas, diesel para comburstión automotriz, bebidas con contenido alcohólico y cerveza, tabacos labrados, juegos con apuetas y sorteos, redes públicas de telecomunicaciones, bebidas saborizadas, alimentos no básicos con alta densidada calórica, impuestos a la importación y accesorios); por ingresos de organismos y empresas, 1,044 (que incluyen cuotas y aportaciones de seguridad social, y derechos por el uso, goce, aprovechamiento o explotación de bienes de dominio público); por aprovechamientos, 152; por ingresos por ventas de bienes y servicios, 784 (que incluyen al IMSS, ISSSTE, CFE y PEMEX); por transferencias del Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo, 471; y por ingresos derivados de financiamientos, 609 (en particular el endeudamiento interno del Gobierno Federal).
                En resumen, los ingresos federales totales de nuestro país, 4,746 miles de millones de pesos, provienen del Ingreso del Gobierno Federal por 3,093 (desglosado en "impuestos" por 2,421 y en "contribuciones de mejoras, derechos, productos, aprovechamientos, participaciones y aportaciones, y transferencias, asignaciones, subsidios y otras ayudas" por 672), del Ingreso de Organismos y Empresas por 1,044 (desglosado en "cuotas y aportaciones de seguridad social" por 260 y en "ventas de bienes y servicios" por 784) y de Ingresos Derivados del Financiamiento por 609.
-->
En Morelos, debemos analizar cuidadosamente el impacto del presupuesto federal en nuestras finanzas, tanto de lo que aportamos a los ingresos como de lo que esperamos gastar. Sin embargo, es fundamental que en la elaboración de nuestro presupuesto 2016 se analice, primero, cómo aumentar los ingresos de acuerdo a nuestra realidad social y, después, establecer cómo gastarlos para impulsar el desarrollo sustentable.