11 oct. 2010

Cinco ideas para pensar sobre el futuro

Desde 1985, los editores de The Futurist (El Futurista), la revista de divulgación de la World Future Society (Sociedad Mundial del Futuro), publican un reporte anual que contiene lo que ellos consideran las diez ideas más provocadoras intelectualmente sobre el futuro que han sido publicadas en esta revista durante el último año. El propósito es hacer que sus lectores piensen sobre temas que serán de interés en el futuro y no se deben considerar como predicciones de lo que sucederá en el futuro.
Sin embargo, en años anteriores, anunciaron la emergencia de eventos trascendentes como el Internet, la realidad virtual y el fin de la guerra fría. A continuación presentaremos las primeras cinco reflexiones de su “Outlook 2010”.
1. Los físicos se convertirán en los principales analistas de las tendencias económicas. Aseguran que los economistas tradicionales siguen simplificando la realidad a problemas lineales y consideran sólo valores promedio. Sin embargo, la incipiente rama de la “econofísica” estudia sistemas complejos, ciclos de retroalimentación, efectos en cascada y toma irracional de decisiones, entre otros, que pueden ayudar a prever problemas económicos.
Recordemos que los sistemas complejos son aquellos en que las propiedades globales sobrepasan la suma de las propiedades de cada uno de sus elementos. El cerebro, el genoma, los sistemas ecológicos y la bolsa de valores se pueden analizar con esta visión y se han encontrado patrones de comportamiento que pueden ser estudiados como símiles de problemas físicos, obteniéndose valiosos conocimientos predictivos.
2. Los ecologistas podrán finalmente aceptar el uso de alimentos genéticamente modificados por ser una tecnología que reduce la emisión de carbón a la atmósfera. Establecen que diferentes autores identifican beneficios como los cultivos modificados para evitar que el carbón en la tierra sea emitido a la atmósfera o aquellos, como un tipo de soya modificada, cuyo crecimiento aumenta rápidamente al ser estimulados con bióxido de carbono.
El secuestro del bióxido de carbono generado antropogénicamente y emitido a la atmósfera es uno de los caminos que se analizan para reducir los efectos del cambio climático. De los métodos más estudiados para secuestrarlo, es su inyección en cavernas sin fugas o en depósitos cerrados que puedan ser almacenados por “siempre”. Una nueva propuesta es la modificación genética de diversos tipos de materiales orgánicos para que absorban más bióxido de carbono que en su forma natural y así crezcan más y “limpien” la atmósfera.
3. Los motores de búsquedas electrónicas de información en Internet podrán manipular y dar resultados en sistemas de audio y no sólo de texto. Señalan que la unidad de Análisis Inteligente del Fraunhofer Institute, en Alemania, está desarrollando herramientas para almacenar y encontrar cualquier información grabada en transmisiones de televisión u otros medios audiovisuales.
Los sistemas de espionaje de diversos países ya escuchan conversaciones telefónicas que se realizan en cualquier parte del mundo para encontrar palabras específicas y detectar posibles acciones ilegales en su contra. La previsión anterior se refiere a que esta tecnología estará al alcance de cualquier computadora y será utilizada de manera rutinaria como el Facebook en nuestros días.
4. ¿Habrá guerras en el futuro por el depósito de la basura? Establecen que el acelerado incremento en el consumo de bienes en los países desarrollados conlleva un incremento de sus desechos y sus sitios de depósito se están saturando, por lo que están llevando su basura a los países en desarrollo. A su vez, los desechos en estos países también aumentan y sus depósitos ya no tienen tanto espacio.
Ejemplo devastador de esta aseveración es el actual transporte, en cantidades masivas, de computadoras y otros equipos electrónicos de Estados Unidos y Europa a ciertos países de África para ser almacenados de manera definitiva. Adicionalmente, se crean graves problemas de salud cuando los pepenadores africanos despedazan estos equipos en busca de dispositivos internos que contienen materiales con alto valor económico pero son muy nocivos al contener mercurio o cadmio.
5. Se estará aprendiendo tanto dentro del salón de clases como fuera de él. Predicen que desaparecerá el concepto formal de salón de clases ya que los jóvenes usan las tecnologías de la información para socializar, para trabajar y para aprender. Ya “tuitean” con sus amigos cuando están en clase o “entran en la red” para confirmar o ampliar la información que les está dando el maestro y, también, aprenden o “bajan conocimiento de la red” cuando estudian en grupo en sus casas mientras socializan.
La interconectividad con la red en cualquier espacio de una ciudad facilita la comunicación en tiempo real, no sólo entre personas sino entre personas y bancos de información. Se espera una explosión de educación y capacitación a distancia, formal e informal, que hará real el concepto de educación durante toda la vida.
¿Qué opina de estas ideas presentadas por los editores de The Futurist? Considero nos permiten enfocar nuestros pensamientos en temas de gran importancia y pensar qué futuros deseamos y cuales podríamos alcanzar.