7 feb. 2011

Energías renovables en el 2050

No es posible transitar hacia un mundo limpio, saludable, sostenible económicamente y con viabilidad de largo plazo para el ser humano sin modificar el sistema energético. El desarrollo sustentable es posible sólo con el uso masivo de las fuentes renovables de energía y la adaptación del crecimiento de la infraestructura mundial para que considere simultáneamente aspectos ambientales, sociales, institucionales y económicos
La World Wildlife Fund (WWF, Fundación Mundial para la Vida Salvaje) y ECOFYS, una empresa consultora holandesa, publicaron el tres de febrero de este año un reporte donde aseguran que para el año 2050 el mundo podría obtener el noventa por ciento de la energía que necesita a partir de fuentes renovables. Indican que esta transición no sólo es posible sino que también es viable económicamente, entregando energía renovable a todos los habitantes del planeta de manera asequible económicamente y producida de manera sustentable. Esta transición presenta retos importantes pero esperan que este reporte inspire a los gobiernos y a las empresas a conocer mejor estos retos y a comprometerse decididamente en las acciones planteadas para alcanzar una economía basada en las fuentes renovables de energía.
En el escenario que describe la visión del mundo en el año 2050, según ECOFYS, existe una demanda de energía menor en 15 por ciento a la del 2005, aunque la población, la producción industrial, el número de pasajeros y la carga hayan aumentado, ya que se implantó un ambicioso programa de ahorro de energía. Dicho programa logró que las industrias redujeran, reusaran y reciclaran materiales, los edificios han sido diseñados para usar mínimas cantidades de energía para calefacción y enfriamiento, y se cambió a formas de transporte más eficientes. El viento, la energía solar, la biomasa y la hidráulica son las fuentes principales para generar electricidad. Se utiliza lo más posible a la electricidad, en lugar de combustibles sólidos y líquidos. Se desarrollaron las redes “inteligentes” de electricidad que, al variar durante el día la oferta de energías solar y eólica, almacenan y transportan electricidad de manera eficiente.
Para el 2050, por seguir este programa, se estarían ahorrando cerca de cuatro mil millones de euros por año debido a una mayor eficiencia energética y una disminución en los costos de los combustibles. Sin embargo, grandes cantidades de capital se debieron de invertir en los primeros años de la transición para incrementar el consumo de energías renovables a niveles masivos, modernizar las redes eléctricas, transformar los transportes públicos y privados, y mejorar la eficiencia energética de nuestras edificaciones. Esta inversión inicial se recuperaría por el año 2040 o antes si se consideran los beneficios en reducir el Cambio Climático y el impacto de los combustibles fósiles en la salud.
Los resultados del estudio indican que el mundo podría sólo incrementar de 2010 a 2050 su consumo de energía eléctrica de 60.0 a 127.4 ExaJoules por año. La participación porcentual de las diferentes fuentes de energía en el 2050 sería de: viento en tierra, 20; viento en mar, 5; olas y mareas, 1; solar fotovoltaica, 29; solar térmica, 17; hidráulica, 12; geotérmica, 4; biomasa, 13; carbón, 0; gas, 0; petróleo, 0, y nuclear, 0.
Además, el consumo de combustibles y calor en la industria podría reducirse de 79.1 a 59.0 ExaJoules, entre 2010 y 2050, con una participación porcentual en el 2050 de: solar térmica, 15; geotérmica, 5; biomasa, 59, y combustibles fósiles, 21.
También, de 2010 a 2050, el consumo de combustibles y calor para edificaciones podría reducirse de 86.0 a 24.1 ExaJoules, con una participación porcentual en el 2050 de: solar térmica, 52; geotérmica, 35; biomasa, 13, y combustibles fósiles, 0.
Adicionalmente, el consumo de combustibles para el transporte podría reducirse de 102.6 a 50.8 ExaJoules, de 2010 a 2050, con una participación porcentual en el 2050 de: biomasa, 100, y combustibles fósiles, 0.
Finalmente, presentan diez recomendaciones para alcanzar un futuro que dependa 100 por ciento de las fuentes renovables de energía: 1. Energía renovable, impulsar sólo los equipos más eficientes y hacerlos funcionar sólo con energía de fuentes renovables: 2. Redes inteligentes, instalar sólo el nuevo tipo de redes eléctricas que permitan compartir las fuentes renovables de energía que existen en diferentes regiones; 3. Acceso, erradicar la pobreza energética al lograr el abastecimiento universal de energía con fuentes renovables; 4. Presupuesto, invertir lo necesario en energías renovables y productos y edificios eficientes; 5. Alimentos, producirlos de manera eficiente y sustentable, reducir la cantidad de desechos y que la gente rica coma menos carne; 6, Materiales, su contenido en los bienes debe ser reducido y éstos deben ser reutilizados y reciclados; 7. Transporte, proveer incentivos para alcanzar un mayor uso del transporte público y reducir las distancias que viajan las personas y los bienes, así como impulsar su electrificación y la producción de hidrógeno y de biocombustibles; 8. Tecnología, promover el desarrollo de la tecnología nacional a partir de planes conjuntos, tanto bilaterales como multilaterales; 9. Sustentabilidad, desarrollar e implantar normas obligatorias para el uso de fuentes renovables de energía en apoyo del desarrollo sustentable, y 10, Acuerdos, impulsar acuerdos obligatorios a nivel mundial en Cambio Climático y en temas energéticos para impulsar la eficiencia energética y el uso de fuentes renovables de energía.
Si en Morelos sólo se impulsan a las empresas tradicionales con los instrumentos tradicionales, entonces seguiremos sin considerar las mejores prácticas a nivel mundial y continuaremos con baja productividad, reducida generación de empleos mal remunerados, incremento de la contaminación y sin revertir el Cambio Climático. Empecemos ya la transición hacia las energías renovables con una industria, unas edificaciones y un transporte eficientes y limpios.

No hay comentarios: