29 abr. 2012

Inversión en energías limpias al 2020

publicado en La Jornada Morelos el 29 de abril de 2012

La transición a la producción y consumo de energías que contaminen menos el ambiente es indispensable, no sólo por motivos de preservación de ecosistemas sino por aspectos económicos y sociales. Se entiende como energías limpias tanto a las convencionales que se produzcan y usen sin afectar el ambiente como a las energías renovables. La producción de petróleo, gas natural y carbón será con el tiempo más compleja tecnológicamente y su costo aumentará. Asimismo, su transformación a combustibles y electricidad deberá contar con sistemas que aseguren la no emisión de gases de efecto invernadero, que protejan la salud humana y sostengan el desarrollo social. Esta transición es económicamente viable y representa una gran oportunidad de negocios, aunque significa un enorme reto financiero.
            La Agencia Internacional de Energía (AIE) publicó este mes un avance de su reporte “Seguimiento del Progreso en Energías Limpias” (Tracking Clean Energy Progress, Energy Technology Perspectives 2012 excerpt,  OECD/IEA, 2012). Bo Diczfalusy, Markus, Antonia Gawel, Cecilia Tam y Kevin Breen fueron personas claves para su elaboración. La AIE propuso un escenario mundial en el que la temperatura del planeta no subiría más de 2 grados centígrados por el Cambio Climático, llamado 2DS. Este reporte señala que la transición energética para alcanzar el escenario 2DS es técnicamente posible, si los gobiernos emprenden ya políticas públicas adecuadas y una diversidad de tecnologías energéticas limpias son desarrolladas y puestas en operación a nivel mundial. Las preguntas claves son: ¿se están instalando tecnologías limpias con la suficiente rapidez? y  ¿están las tecnologías emergentes avanzando lo suficiente para tener un rol importante en la mezcla energética futura?
            El reporte señala que pocas tecnologías energéticas limpias están en la actualidad en el camino de alcanzar el escenario 2DS. Durante la última década, sólo han reducido costos y han crecido las instalaciones de sistemas eólicos en tierra (27 por ciento anual) y de sistemas fotovoltaicos (42 por ciento anual). Otras tecnologías con potencial de reducir el consumo de energía y las emisiones de CO2 están avanzando muy lentamente; por ejemplo, los sistemas de captura y almacenamiento de carbón no alcanzan la reducción necesaria en sus costos, la mitad de las plantas de generación de electricidad a base de carbón que se están instalando tiene eficiencias tecnológicas muy bajas, la eficiencia de los vehículos de combustión interna no aumenta significativamente y no hay logros importantes en el incremento de la eficiencia energética en los equipos utilizados en las edificaciones y las industrias.
            Para el año 2020, el reporte estima que será necesario invertir a nivel mundial 24 billones de dólares (24 millones de millones de dólares) en generación de electricidad, transporte, edificaciones y el sector industrial dentro del crecimiento económico establecido en el escenario 2DS. El mayor porcentaje corresponde al transporte con el 34 por ciento de la inversión total, equivalente a más de 8 billones de dólares. También, proyectan habrá 1700 millones de nuevos vehículos en circulación. La inversión en edificaciones alcanzará los 6 billones de dólares, de los cuáles la mitad será en el reacondicionamiento de edificaciones en la región de la OCDE. En el sector eléctrico se estima una inversión de 6.4 billones de dólares, de los cuales el 30 por ciento será realizado por China, igual a la inversión combinada de los Estados Unidos y Europa.
            Si se alcanzaran los objetivos establecidos en el escenario 2DS en el 2020, a nivel mundial las emisiones de CO2 se reducirían por más de 5000 millones de toneladas, lo que equivaldría a no haber quemado 7700 millones de toneladas de petróleo, indica el reporte. Asimismo, la inversión adicional necesaria durante este periodo para alcanzar los objetivos 2DS sería de 5 billones de dólares y, al mismo tiempo, se ahorrarían 4 billones de dólares por reducir el consumo de hidrocarburos. Entonces, el costo neto de la transición a energías limpias sería de 1 billón de dólares al año 2020, equivalente al 4 por ciento de la inversión convencional.
            Una variedad de mecanismos financieros, tanto públicos como privados, han sido identificados en el reporte para asegurar esta transición energética. Las finanzas públicas deben ser el sustento para desarrollar proyectos que sean susceptibles de apoyo por inversionistas privados en estos nuevos mercados energéticos; en particular, para construir la capacidad tecnológica de los países. Las asociaciones públicas y privadas deben ser fomentadas desde el inicio, ya que son éstas las que pueden demostrar la viabilidad tecnológica y abrir nuevos mercados. Algunos de estos mecanismos financieros son: fondos de deuda, garantía gubernamental de deuda, créditos para exportación, seguros de riesgo y bonos verdes gubernamentales.
            En Morelos, la puesta en marcha de proyectos en el área de energías limpias debe iniciar con un cuidadoso análisis de los riesgos económicos y financieros involucrados. Una variedad de riesgos siempre son  evaluados por los inversionistas y deben considerar los de mercados y los regulatorios, antes y durante la construcción de las obras. Los inversionistas buscan situaciones donde los riesgos puedan ser entendidos, administrados y anticipados. Debemos establecer políticas públicas que consideren tanto los riesgos en las inversiones como las barreras de los mercados para crear ambientes propicios a la inversión privada.

2 comentarios:

Karla Cedano dijo...

¿Se imaginan un Morelos donde la producción de energía sea limpia? Donde aprovechemos la riqueza natural (sol todo el año) para mantener nuestro nivel de vida y mejorar el de los que menos tienen? Yo sí y afortunadamente, hay pasos concretos que podemos tomar como sociedad para exigir a quien nos gobierne (del partido que sea), que le apueste a las energías limpias, los cómos aquí están...

Carlos Kubli dijo...

Hola, mi nombre es Carlos Kubli y tengo el proyecto de promover el Cleantech challenge en Morelos, ya organizamos una conferencia:

http://trazocontinuo.com/cinekiubs/2012_03_08_Cleantech_Challenge.htm

Si está interesado en ver como podemos colaborar, tal vez podamos unir fuerzas, mi correo es ckubli@yahoo.com, saludos