1 dic. 2014

Servicios ambientales y biodiversidad

publicado en La Jornada Morelos el 1 de diciembre de 2014.
En la actualidad, nuestro planeta se enfrenta a la mayor crisis ambiental debida a las actividades humanas. Se están provocando pérdidas y amenazas a su biodiversidad, las cuales han alterado el ambiente a escala global, propiciando el cambio de uso de suelo, la alteración de la movilidad de la biota y la modificación de los ciclos biogeoquímicos. El origen de los cambios ambientales como una consecuencia directa de la interacción entre los seres humanos y el medio ambiente se remonta al inicio del desarrollo de la agricultura, hace más de 8,000 años.

Cristian Cornejo-Latorre, Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste, 
Jaime M. Calderón-Patrón, Centro de Investigaciones Biológicas, Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, 
y Liliana Suarez-Ramírez,  Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia, Universidad Nacional Autónoma de México, escribieron el artículo “Los servicios ambientales y la biodiversidad”, en la revista Investigación Ambiental 6 (1) 2014. El propósito de este trabajo es presentar un panorama general sobre el concepto de los servicios ambientales y explicar su relación con la biodiversidad.

El concepto de servicios ambientales permite vincular explícitamente el estado y funcionamiento de los ecosistemas y la calidad de vida de las poblaciones humanas, establecen los autores. Esta relación puede ser directa o indirecta y los seres humanos pueden o no estar conscientes de su existencia. La dependencia del hombre hacia los ecosistemas se puede apreciar notablemente en las economías de subsistencia íntimamente ligadas al entorno, donde las poblaciones obtienen de los ecosistemas todo lo que necesitan para subsistir. Por su parte, en países con un desarrollo económico consolidado y en constante crecimiento, esta dependencia no se aprecia directamente ya que los servicios de los ecosistemas no llegan de manera directa a las personas, al ser adquiridos a través de los mercados después de haber sido transportados desde su lugar de origen atravesando diversos escalones de la cadena productiva.

Actualmente se pueden distinguir cuatro tipos de enfoques dedicados al estudio de los servicios ambientales, de acuerdo con los autores: 1) la búsqueda de herramientas conceptuales y metodológicas interdisciplinarias para el estudio de los servicios ambientales, 2) el análisis de los tipos de servicios ambientales que proveen los ecosistemas o los componentes particulares de cada servicio, 3) la valoración económica de los servicios ambientales, y 4) el análisis de experiencias concretas que permitan maximizar el mantenimiento de los servicios ambientales. También, se reconocen cinco grandes tipos de funciones de los ecosistemas (regulación, hábitat, producción, información y sustrato), de los cuales cada uno presenta diversos componentes, de donde se desprenden bienes y servicios para las poblaciones humanas.

La pérdida de biodiversidad a escala global está afectando el funcionamiento de los ecosistemas terrestres. Apuntan los autores que de seguir con las tendencias actuales, es posible que se pueda rebasar el umbral de la degradación ambiental, ocasionando un colapso en los procesos ecológicos y ecosistémicos, afectando así la calidad y magnitud de los servicios ambientales. El concepto de biodiversidad puede ser descrito en términos del número, composición y distribución espacial de sus entidades (genomas, especies, ecosistemas y paisajes), por la variedad de funciones ecológicas e interacción entre sus componentes. Así mismo, la pérdida de los componentes de biodiversidad puede tener distintos efectos en el funcionamiento de los ecosistemas y por tanto en el suministro de servicios hacia la sociedad.

En la actualidad existe un amplio consenso en la comunidad científica acerca de la relación entre la biodiversidad y los servicios ambientales, según los autores. A través de estudios a diferentes escalas espaciales y temporales con grupos biológicos diversos se han demostrado las siguientes generalizaciones: a) la pérdida de biodiversidad afecta a las comunidades ecológicas al reducir su eficiencia en la captura recursos biológicamente esenciales, la producción de biomasa y el reciclaje de nutrientes, b) la biodiversidad incrementa la estabilidad de las funciones del ecosistema a través del tiempo, c) el efecto de la biodiversidad sobre los procesos de los ecosistemas no es linear ni saturador, de modo que el cambio se acelera a medida que se incrementa la pérdida de biodiversidad, d) las comunidades diversas son más productivas porque contienen más especies clave, las cuales influyen sobre la productividad y por las diferencias en los rasgos funcionales entre organismos que incrementan la captura total de recursos, e) la pérdida de biodiversidad a través de niveles tróficos (relativos a la nutrición) tiene el potencial de influir sobre las funciones de los ecosistemas incluso con mayor fuerza que la pérdida de biodiversidad dentro de niveles tróficos, f) los rasgos funcionales de los organismos tienen grandes impactos sobre la magnitud de las funciones de los ecosistemas.

La aproximación del estudio de los servicios ambientales puede ayudar a mitigar los efectos negativos sobre la biodiversidad debido a causas humanas, proponen los autores, porque a pesar de que el éxito de la conservación se mide en términos biológicos, en la práctica también implica un proceso social y político. También, es deseable establecer un marco conceptual que vincule la investigación y la gestión ambiental, para poder superar los modelos tradicionales en los que la sociedad y la naturaleza son gestionados de forma independiente.

En Morelos, debemos establecer vínculos entre los biólogos, ecólogos, técnicos ambientales, investigadores sociales, ingenieros y los gestores y tomadores de decisiones para trabajar de forma conjunta, reconociendo que nuestro bienestar y el de las futuras generaciones depende en buena medida de la integridad y el estado de conservación de los ecosistemas.

No hay comentarios: