28 dic. 2015

Reestructuración Federal de la Cultura


publicado en la Jornada Morelos el 28 de diciembre de 2015
La Cultura finalmente se reorganizó institucionalmente a nivel federal la semana pasada. El presidente Enrique Peña presentó la iniciativa de creación de la Secretaría de Cultura el 2 de septiembre pasado, el 10 de diciembre dicha iniciativa fue aprobada por la Cámara de Diputados, el 15 la avaló la Cámara de Senadores, el 16 se firmó el decreto y al día siguiente apareció publicada su creación en el Diario Oficial de la Federación (http://aristeguinoticias.com/2112/mexico/secretaria-de-cultura-federal-aun-sin-titular. Visitada en 20151226). Muchos nos preguntamos el impacto real que tendrá este cambio en la cultura de todos los mexicanos.
            En su Artículo 4º, nuestra Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos establece que “toda persona tiene derecho al acceso a la cultura y al disfrute de los bienes y servicios que presta el Estado en la materia, así como al ejercicio de sus derechos culturales. El Estado promoverá los medios para el desarrollo y la difusión de la cultura, considerando la diversidad en todas sus manifestaciones y expresiones, con pleno respeto a la libertad creativa”. También, recordemos que Desarrollo Sustentable es avanzar en el bienestar de las personas y de la sociedad al considerar simultáneamente  aspectos sociales, económicos, ambientales e institucionales, con atención especial a los más desprotegidos del presente y a las generaciones futuras. Por lo tanto y considerando lo mucho que falta por hacer en este  ámbito, una adecuación a la Cultura desde un punto de vista institucional podría ser un avance en la dirección correcta.
            Según la Organización de Naciones para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Declaración Universal de la UNESCO sobre la Diversidad Cultural. 2001), la cultura debe ser considerada el conjunto de los rasgos distintivos espirituales y materiales, intelectuales y afectivos que caracterizan a una sociedad o a un grupo social y que abarca, además de las artes y las letras, los modos de vida, las maneras de vivir juntos, los sistemas de valores, las tradiciones y las creencias.
            En el ámbito de la Cultura, la propia UNESCO ha definido como sus prioridades: Educación para Todos, Desarrollo Sustentable, Diálogo Intercultural y Sociedades del conocimiento. Asimismo, sus temas generales son: Patrimonio mundial, Agua, Libertad de prensa, VIH y SIDA, Cambio Climático, Lenguas, Post-Crisis y Juventud (http://www.unesco.org/new/es/culture. Visitada en 20151226).
            En el Diario Oficial de la Federación se publicó el 17 de diciembre el DECRETO por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, así como de otras leyes para crear la Secretaría de Cultura (http://www.dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5420363&fecha=17/12/2015). El Artículo 41 Bis establece los asuntos que le corresponde despachar. Entre los principales se encuentran: Elaborar y conducir la política nacional; Conservar, proteger y mantener los monumentos arqueológicos, históricos y artísticos; Conducir la elaboración del Programa Nacional de Cultura, así como su implementación y evaluación; Organizar y administrar bibliotecas públicas y museos, exposiciones artísticas, congresos y otros eventos; Promover los medios para la difusión y desarrollo de la cultura, atendiendo la diversidad cultural en todas sus manifestaciones y expresiones; Planear, dirigir y coordinar las tareas relacionadas con las lenguas indígenas, así como fomentar su conservación; Promover la producción cinematográfica, de radio y televisión y en la industria editorial temas de interés cultural y artístico; Dirigir y coordinar la administración de las estaciones radiodifusoras y televisoras pertenecientes al Ejecutivo Federal; y Organizar, controlar y mantener actualizado el registro de la propiedad literaria y artística, así como ejercer las facultades en materia de derechos de autor y conexos de conformidad con lo dispuesto en la Ley Federal del Derecho de Autor.
También se especifica en el Decreto que los institutos nacionales de Antropología e Historia (INAH) y de Bellas Artes (INBA) dependerán de la Secretaría de Cultura y que Radio Educación e Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México se adscribirán a esta  Secretaría.
            Aunque todavía no se publica el Reglamento de esta Secretaría, miembros destacados de la comunidad artística, intelectuales y del Instituto Nacional de Antropología e Historia no están de acuerdo con esta transformación, ya que denuncia lo que consideran “hechos violatorios de los derechos culturales de los mexicanos, que el gobierno federal consumó al aprobar la creación de la Secretaría de Cultura, después de un rápido proceso legislativo”, “el intento de usufructo privado de los monumentos y zonas arqueológicas del país”, así como la omisión de “reglamentar dicha secretaría, normar el reconocimiento, respeto y garantía de los derechos culturales” y crear una secretaría “sin existir previamente una ley que establezca la sustancia de la materia que atenderá, dejando que el Ejecutivo Federal determine, entre otras cuestiones, los objetivos, principios, prioridades e instancias, suplantando las facultades del Poder Legislativo y fomentando la existencia de un poder absoluto” en el ámbito (http://www.jornada.unam.mx/2015/12/21/cultura/a06n2cul. Visitada en 20151226).
            Carlos Paul documentó la primera conferencia de prensa de Rafael Tovar y de Teresa como Secretario de esta dependencia. Señaló que “la creación de la Secretaría de Cultura no es sólo un cambio de nombre, sino de estrategia, que abre la posibilidad de potencializar la cultura para que ésta llegue a todos los mexicanos; que no es necesario un presupuesto adicional; que habrá una sensata reasignación de recursos humanos y económicos, los mismos que serán objeto de una rigurosa distribución, ya que sabemos muy bien dónde están las duplicidades; que se crearán organismos ciudadanos que coadyuven a la institución; y que trabajará por la creación de una conciencia crítica, así como con los creadores de manera individual o colectiva para la protección del patrimonio cultural del país (http://www.jornada.unam.mx/2015/12/22. Visitada en 20151226).
            El Gobierno de Morelos, desde el inicio de esta administración, asumió la importancia de la Cultura como área estratégica del desarrollo estatal. Así, reconociendo que “los derechos humanos son universales, indivisibles e interdependientes, y que los derechos culturales son expresión y exigencia de la dignidad humana, por ello que el Gobierno del estado de Morelos se adhiere a la Declaración de Friburgo, estableciendo los siguientes como los derechos culturales que el estado debe tutelar: Identidad y patrimonio culturales; Referencias a comunidades culturales; Acceso y participación en la vida cultural; Educación y formación; Información y comunicación; y Cooperación cultural (http://cultura.morelos.gob.mx/13103-7-2014. Visitada en 20151226).
En Morelos, debemos apoyar la buena puesta en marcha de la Secretaría de Cultura federal, al establecer una coordinación y vinculación con los estados (sin mención en el Decreto de creación), al fomentar que se fijen objetivos claros y cuantificables en los Reglamentos y Programas que vienen, al reconocer que una secretaría de estado no puede ser crítica a las políticas del ejecutivo, ni puede tratar de ser canal de las críticas de los artistas e intelectuales, y a definir estrategias que permitan llevar y hacer partícipes a los mexicanos de la cultura.