4 ene. 2016

Elementos para Modelos Educativos


publicado en la Jornada Morelos el 4 de enero de 2016
La Reforma Educativa propuesta por el presidente Peña Nieto y aprobada por el Congreso de la Unión en 2013, ha sido muy debatida ya que no partió de una amplia y precisa definición de su propio carácter educativo; es decir, de los modelos educativos y de los planes y programas de estudio. Consideró iniciarla con las etapas de control político y administrativo del Sistema Educativo Nacional por la Secretaría de Educación Pública, de evaluación a los maestros y de mejora de la infraestructura de un número significativo de escuelas a lo largo y ancho del país. Sin embargo, el secretario Aurelio Nuño informó el 22 de diciembre pasado, según José Antonio Román, que a principios de este año “anunciará un nuevo modelo de educación básica, donde se fortalecerá la enseñanza del español y las matemáticas… para avanzar en una reforma educativa que refirió como profunda y radical” (http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2015/11/22/adelanta-nuno-nuevo-modelo-de-educativo-para-proximo-ano-552.html. Visitada en 20160102).
            Los modelos educativos son una representación precisa del proceso de enseñanza-aprendizaje, en la que se exhibe la distribución de funciones y la secuencia de operaciones en la forma ideal al ejecutar una teoría del aprendizaje. En general, un modelo educativo identifica a una nación o a una institución para construir la identidad de sus estudiantes, por medio de visiones sintéticas de teorías o enfoques pedagógicos que orientan a los especialistas y a los profesores en la elaboración y análisis de los programas de estudios, y en la sistematización del proceso de enseñanza-aprendizaje (por ejemplo, http://sistemas2.dti.uaem.mx/evadocente/programa2/Psic002_14/documentos/Presentacion_Analisis_Modelos_Educativos.pdf. Visitada en 20160102).
            Para dar contexto a una reforma educativa, es necesario recordar las conclusiones presentadas por Jacques Delors, cuando presidió la comisión sobre educación, creada en 1996 por la Organización de Naciones Unidas para la Educación, Ciencia y Cultura, “…para cumplir el conjunto de las misiones que les son propias, la educación debe estructurarse en torno a cuatro aprendizajes fundamentales que en el transcurso de la vida serán para cada persona, en cierto sentido, los pilares del conocimiento: aprender a conocer, es decir, adquirir los instrumentos de la comprensión; aprender a hacer, para poder influir sobre el propio entorno; aprender a vivir juntos, para participar y cooperar con los demás en todas las actividades humanas; por ultimo, aprender a ser, un proceso fundamental que recoge elementos de los tres anteriores. Por supuesto, estas cuatro vías del saber convergen en una sola, ya que hay entre ellas múltiples puntos de contacto, coincidencia e intercambio” (por ejemplo, http://www.uv.mx/dgdaie/files/2012/11/CPP-DC-Delors-Los-cuatro-pilares.pdf. Visitada en 20160102).
Asimismo, repasemos las cuatro preocupaciones personales que tuvo Pablo Latapí Sarre y que sigue siendo vigente su discusión, aunque las planteó en el ámbito de la educación superior: “primero, el ideal de la excelencia que considero perverso; segundo, los equívocos de la calidad educativa, sugiriendo que enfaticemos la calidad en la interacción maestro-alumno y la centremos en formar hábitos de auto-exigencia; tercero, el error de sostener una sociedad del conocimiento que contemple sólo el conocimiento útil a la economía y subordine la universidad a la empresa; y cuarto, lo que llamé la prisión del conocimiento racional, prisión que hay que romper para abrir la educación a otras dimensiones del ser humano, incluyendo una revisión del sentido del hacer científico” (Pablo Latapí Sarre, Perfiles Educativos, 2007, vol. XXIX, núm. 115, pp. 113-122).
Como ejemplo de un análisis nacional para definir modelos educativos revisemos la propuesta de Revolución Educativa realizada por la República de Colombia, en 2002, y en la que se fijaron metas específicas en tres ejes: “la ampliación de cobertura y el establecimiento de un sistema a largo plazo que pueda lograr coberturas universales; el mejoramiento continuo de la calidad de la educación a través de la aplicación de los estándares mínimos para todos los niveles del sistema educativo, la formulación de planes de mejoramiento institucional, y el desarrollo de competencias que le permitan a los niños y jóvenes enfrentarse a los retos y exigencias de la sociedad de la información y el conocimiento; y el diseño de herramientas que aseguren la eficiencia del sector a través del fortalecimiento del sistema de información educativo y la modernización de las entidades territoriales” (http://www.oei.es/quipu/colombia/portafolio_modelos_educ.pdf. Visitada en 20160102).
De este documento destacaremos tres modelos educativos específicos para condiciones socio-económicas particulares: “Escuela Nueva es un modelo educativo dirigido al fortalecimiento de la cobertura con calidad de la educación básica primaria, al integrar los saberes previos de los alumnos a las experiencias nuevas de aprendizaje, mejorando su rendimiento y, lo más importante, “aprendiendo a aprender” por sí mismos; Postprimaria que promueve la ampliación de la cobertura con calidad en educación básica secundaria rural, en el marco de procesos de equidad social, al ofrecer a los niños y jóvenes entre 12 y 17 años que terminan quinto grado, y a la población en edad escolar que está fuera del sistema educativo, la posibilidad de continuar sus estudios de sexto a noveno grado en un modelo contextualizado a las características y expectativas del medio rural, a fin de frenar la migración a la ciudad; y el modelo de Educación Continuada que ha sido diseñado a partir de contenidos académicos básicos para el aprendizaje y comprende cinco etapas de aprendizaje: desarrollo de destrezas de lectura y escritura, fundamental, complementaria, áreas básicas de interés y áreas avanzadas de interés, y en cuyo proceso de aprendizaje hay un dominio cognitivo, a través del estudio independiente en casa y en pequeños grupos en el centro de aprendizaje, con el fin de desarrollar la competencia comunicativa, interactuar con los demás compañeros y aprender con ellos y de ellos”.
En Morelos, debemos participar decididamente en la elaboración del modelo educativo nacional como visión de país y de los modelos específicos para las diversas condiciones de nuestro estado, con la finalidad de asegurar que nuestros jóvenes aprendan a conocer, a hacer, a vivir juntos y a ser, en el marco de una política pública para avanzar en el desarrollo sustentable.

No hay comentarios: