25 ene. 2016

Acumulación de la riqueza mundial.

--> publicado en La Jornada Morelos el 25 de enero de 2016
El Foro Económico Mundial, edición 46, se llevó a cabo la semana pasada en la ciudad de Davos, Suiza, con el tema “dominando la cuarta revolución industrial”. Siempre es importante dar seguimiento a esta reunión porque es convocada por la élite económica mundial y asisten unos que defienden la permanencia de las políticas actuales que incrementan la desigualdad entre países y personas, y otros que las critican moderadamente pero que no están dispuestos a sacrificar las prebendas que se les ofrece. Los tres grupos realmente no están en contacto con la realidad que enfrenta la mayoría de las personas en el mundo.
            Las discusiones que se llevaron a cabo en está reunión giraron alrededor de la tasa de crecimiento del producto interno bruto, mundial y por país (es decir, cual es el monto de riqueza que se generará); del nivel de las tasas de interés sobre los préstamos que establecerán los bancos centrales (es decir, cuánto dinero recibirán aquellos que lo prestan y que no se arriesgan en actividades productivas); de la posibilidad de que exista una crisis financiera como la del 2008 (es decir, que si presto no me vayan a pagar lo comprometido); de la volatilidad de los mercados (es decir, soportamos el riesgo en nuestras inversiones pero no la incertidumbre); de la reducción en subsidios gubernamentales (es decir, evitar políticas sociales que distorsionen el mercado); de la dominación de la cuarta revolución industria, tema del evento (es decir, innovar tecnológicamente para mantener sus ganancias); y de la regulación de los paraísos fiscales (es decir, no cerrarlos para obtener mayores ganancias especulativas).
            La reunión cerró con un moderado optimismo para la continuidad de su visión económica. El crecimiento económico mundial fue de 3.1 por ciento en el 2015 y, estiman, que será de será de 3.4 por ciento en 2016 y de 3.7 por ciento en 2017. Significa que los grandes capitales tendrán ganancias aceptables, mientras que habrá un mayor número de pobres a nivel global. También, plantearon una serie de preocupaciones que podrían desestabilizar el status quo. Una es la economía de China, que está en declive después de décadas de alto crecimiento económico y que fue motor del desarrollo mundial. La duda es si la caída será suave o brusca y si estará basada en el comercio exterior, como hasta ahora, o se transformará a una sustentada en la demanda interna. Otra que consideraron es el  precio de los recursos naturales, en particular el petróleo; éstos deben ser bajos para poder consumir grandes volúmenes e impulsar sus empresas, pero no demasiado bajos para que la creación de valor agregado afecte a sus industrias.
            Se les olvidó totalmente el mensaje que, el primer día del evento, brindó el banco Credit Suisse: “El uno por ciento de la población mundial tiene un patrimonio mayor que el del resto del mundo, lo que implica que el patrimonio de unos 70 millones de súper ricos es mayor al de los más de 7 mil millones de personas en la Tierra”.
En Morelos, debemos conocer quien está acumulando la riqueza, porque ciertamente el número de pobres aumenta. Es imperioso establecer políticas públicas con carácter social para reducir esta brecha económica.

No hay comentarios: