18 ene. 2016

Petróleo, ¿ganancias o pérdidas?


Publicado en La Jornada Morelos el 18 de enero de 2016
Con los precios bajos en la venta de la mezcla mexicana de petróleo de exportación, ¿tienen ganancias reales PEMEX y México? La respuesta depende del costo que se tenga en la extracción, transportación, acondicionamiento y administración del petróleo para tenerlo listo en una terminal de venta. Estas cifras son unos de los secretos mejor guardados.
Este precio cerró la semana con una cotización de 20.66 dólares por barril. Por lo que el petróleo mexicano se ubica en su precio más bajo desde noviembre de 2002, cuando se cotizó en promedio en 20.70 dólares por barril. En lo que va del año dicho precio ha sufrido nueve bajas consecutivas, desplomándose su valor de 27 dólares por barril el 31 de diciembre pasado; lo que implica una caída del 22 por ciento.
             PEMEX afirmó la semana pasada que su costo de producción promedio es menor a 10 dólares por barril. Lo que garantiza que sus actividades de producción continúan siendo rentables. Sin embargo, los ingresos de PEMEX no solo deben cubrir las actividades de producción sino muchas otras.
Expertos consideran que PEMEX tiene un costo total de 23 dólares por barril si incluimos todas las actividades que debe realizar la empresa, incluyendo la exploración, delimitación de campos, perforación de pozos, instalación de infraestructura, transportación, gastos de operación y mantenimiento, y administrativos; así como la producción en nuevos campos.
Así, esta Empresa Productiva del Estado ha realizado ajustes, reduciendo sustancialmente sus actividades en exploración y perforación de pozos. Sin embargo, tendrá que realizar muchos más recortes, que esperemos no comprometan su viabilidad futura.
El volumen de petróleo en el mercado internacional no disminuirá a corto y mediano plazos. La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) no tiene planes para llevar a cabo una reunión con el objetivo de hablar sobre la caída de los precios del crudo. Irán ya puede vender la cantidad de petróleo que considere pertinente, ya que al lograr el acuerdo nuclear con Estados Unidos y la Unión Europea se ha levantado el veto que tenían al respecto.
Además, la semana pasada Estados Unidos realizó las primeras exportaciones libres de petróleo crudo en cuatro décadas; ya que su Congreso levantó el veto voluntario que impedía el comercio de petróleo en el mercado internacional. Dicho veto se impuso para proteger a sus consumidores y porque es un bien estratégico para su desarrollo económico. Hace solo cinco años, Estados Unidos era el mayor importador neto del mundo. Ahora es el segundo productor con 9.2 millones de barriles diarios y es el tercer mayor vendedor de productos refinados del mundo. Su producción doméstica está equilibrada con el petróleo que importa.
En Morelos, debemos planear nuestro desarrollo considerando que los precios bajos del petróleo se mantendrán en el corto y mediano plazos y, por lo tanto, que los ingresos de la federación no permitirán apoyos importantes a las economías de los estados. Emprendamos un nuevo modelo de desarrollo basado en las empresas verdes y las fuentes renovables de energía.

No hay comentarios: