30 mar. 2015

Índice Nacional de Calidad del Aire.


publicado en La Jornada Morelos el 30 de marzo de 2015


La Organización Panamericana de la Salud (OPS) en el informe “Salud en las Américas 2012“ ubica a la contaminación del aire entre los asuntos ambientales prioritarios de la región. Asimismo, el estudio global publicado por el Instituto para la Métrica y Evaluación de la Salud (Institute for Health Metrics and Evaluation), en el año 2010, ubica a la contaminación del aire como la séptima causa de muerte en el mundo con aproximadamente 3.2 millones de decesos. En América Latina y el Caribe se ubica como la onceava causa de muerte (más de 45 mil decesos), mientras que para México representa la novena causa de muerte con más de 20 mil decesos. Recientemente, la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer (International Agency for Research on Cancer) clasificó como cancerígena a la contaminación atmosférica presente en las ciudades urbanas del mundo.
            La identificación de índices precisos, confiables y validados es el mejor instrumento para definir y evaluar las características y parámetros con que se analiza una situación problemática y, también, para dar seguimiento a la política pública que mejorará dicha situación.
            El Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC) y el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) publicaron el documento “Elaboración de una propuesta de Índice Nacional de Calidad del Aire” (D.R. © Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático, febrero 2015). Se trata del Informe Final  de la Propuesta de Norma Oficial Mexicana y Manifestación de Impacto Regulatorio para el establecimiento del “RESPIRA, Índice de Calidad del Aire y Riesgos a la Salud”. Su objetivo es
establecer los lineamientos para la obtención y uso de un Índice Nacional de Calidad del Aire que permita informar a la población de manera clara, oportuna y continua, sobre los niveles de contaminación atmosférica, los probables daños a la salud que ocasiona y las medidas de protección que puede tomar.
El documento señala que los efectos en salud provocados por la exposición a contaminantes del aire se encuentran plenamente documentados en la literatura científica internacional, cubriendo una amplia gama de causas como el asma, bronquitis, enfermedades cardiacas, reducciones en la capacidad pulmonar, efectos cardiovasculares, cerebro-vasculares, reproductivos, neurológicos, efectos en el desarrollo, nacimientos prematuros, retraso en el crecimiento intrauterino, bajo peso al nacer, síndrome de muerte temprana, mortalidad infantil, siendo la población infantil y mayores de 65 años los grupos de población más vulnerables.
Los rubros de este Índice Nacional de Calidad del Aire, se desarrollan y explican siguiendo las estructura siguiente: Gestión del índice nacional de calidad del aire; Algoritmo de cálculo del índice; y Comunicación asociada a un índice nacional de calidad del aire. Además, como productos específicos, se presenta el fundamento jurídico de la Norma Oficial Mexicana, la propuesta de la norma, el análisis de la Manifestación de Impacto Regulatorio, y el formato de solicitud de exención del Manifiesto.
Los lineamientos planteados en el documento son: 1. Establecer un mecanismo de comunicación efectivo para divulgar el estado de la calidad del aire de un lugar y tiempo determinado, y su nivel de riesgo para la salud de la población. Descripción detallada de las ventajas y desventajas asociadas al uso del Índice propuesto o descripción detallada de las similitudes y diferencias con respecto a los índices de calidad del aire existentes, tanto a nivel nacional como internacional; 2. Definir un algoritmo de cálculo del Índice a partir de las concentraciones ambientales registradas por los sistemas de monitoreo de calidad del aire del país; y 3. Describir de forma detallada los diferentes valores o rangos de valores que podrá tomar el índice, su interpretación cualitativa de la calidad del aire, su equivalencia en términos de concentración ambiental para cada contaminante, los probables efectos a la salud de la población, y recomendaciones específicas para reducir el nivel de riesgo, tanto de la población en general como de grupos vulnerables.
La implementación de este Índice de Calidad del Aire y Riesgos a la Salud implica, según el documento, contrarrestar una serie de dificultades asociadas a la gestión histórica de la calidad del aire en México y que comprenden desde la suficiencia presupuestaria, la obligatoriedad de los gobiernos locales de garantizar una calidad de aire satisfactoria y que la población tenga plena conciencia de la importancia de conocer la situación de la calidad del aire en su localidad y participe de forma activa.
En Morelos, debemos asumir el reto de implantar este Índice, que conlleva la necesidad de revisar la normatividad y los límites permisibles para ciertos contaminantes. Las políticas públicas actuales deben orientarse a vigilar calidad del aire para mejorar la salud de la población.

1 comentario:

José Francisco D'Acosta Lafón dijo...

Como bien se ha manejado en clase, los indicadores son una herramienta fundamental para el manejo de información. En México desde hace muchos años hemos presentado problemas graves de la contaminación del aire, en especifico, en la ciudad de México, haciendo que este análisis sean indispensables para mejorar el nivel de vida y de salud para la población en general, tener una herramienta para mantener a margen ciertos contaminantes que son especialmente peligrosos al igual que mantener el nivel de CO2. Es siempre importante hacer mención de como esta ligado la contaminación del aire por generación energética con la salud de la población, el gobierno invierte millones y millones de dolares e programas para mejorar o tratar la salud respiratoria de la gente, millones que podrían ser ahorrados si cambiamos nuestra forma de contaminar.